08 junio 2010

Cortos con BGM (8)

Título:  Cortos con Background Music (8)
Personajes:  Aimée Reed, Leonardo Ramírez. Aims/Leo implicado en algunos.
Advertencia:  Sin orden cronológico aparente. Los que se relacionan están indicados.

#8: 9 Crimes (Abbey Road Session) (Damien Rice) [Post Aims/Leo]
leave me out with the waste, this is not what I do
it's the wrong kind of place to be thinking of you
it's the wrong time - she's pulling me through
it's a small crime and I've got no excuse

Leonardo entrelaza una mano con la suya, inhala, exhala, siente el corazón acelerado, enreda la otra mano en el cabello suyo, la presión en su interior crece. Pierde consciencia de los ruidos que entran por la ventana, apenas escucha su propia respiración laboriosa, se concentra en los sonidos que escapan de la boca suya, que resuenan en sus oídos, en la habitación, llevándolo cada vez más lejos, más cerca. La observa, perdida en el mundo provocado por la euforia de sus caricias y palabras y sensaciones, con los ojos cerrados.

(Aimée nunca grita, su boca forma una pequeña 'o' y deja caer la cabeza hacia atrás mientras le entierra las uñas sin cuidado de hacerle daño, pero a él no le importa porque sus ojos castaños permanecen entreabiertos, fijos en los suyos, haciendo cada momento uno compartido.)

La besa y la acaricia y le susurra tonterías sin sentido en el oído. La escucha decir su nombre en respuesta—Lío, Lío, Lío—una y otra y otra vez cuando llega al éxtasis y él se deja ir después, aferrándose a su cintura y escondiendo el rostro en su cuello, queriendo olvidarse del mundo, hacer que su mente deje de funcionar por un segundo al menos.

(Aimée sonríe cuando él le susurra al oído, le dice que es un necio y lo calla al ponerle una mano sobre la boca; él le besa los dedos y le dice que ella también lo es, porque le sonríe.)

Cierra los ojos cuando la siente moverse, levantarse y encender un cigarro, él reposa el rostro en la almohada y no abre los ojos ni dice una palabra. Después, cuando ella vuelve a la cama y lo envuelve con los brazos, Leonardo se deja abrazar por lo que parece una eternidad, en la que él acompasa su respiración hasta que parece dormido e inhala su aroma a flores y a mujer, a placer y a cigarro. Pero la eternidad termina siendo bastante efímera y cuando ella al fin se duerme, Leonardo lucha contra las ganas de moverse, de no sentir más su perfume floral en el cabello ni el Viceroy Lights en el cuerpo.

(Aimée no fuma, no deja que la abrace para dormirse, nunca se levanta al terminar, en cambio, se acuesta de lado como él, con los ojos fijos en los suyos y una mano entrelazada a la suya, lo besa, continua, lentamente, prolonga el contacto de sus cuerpos lo más que puede antes que tenga que levantarse para irse, para evitar que alguien descubra que está en la cama suya - a pesar de que a él no le importa ya, que le gusta tenerla ahí, que le gustaría llegar a poder dormirse con ella al lado.)

Leonardo mira la hora en su reloj, busca el celular con los ojos y se levanta intentando no hacer mucho ruido.

—¿Ya te vas...?

Casi maldice por lo bajo, pero contiene las ganas, diciéndose que no estaba intentando escabullirse como un vil ladrón y que solamente no quería despertarla.

—Sí, perdona —le dice, se vuelve a verla, le besa la frente. —No puedo quedarme, vuelve a dormirte.

Ella le sonríe, adormilada, dejando una mano reposar sobre su pecho unos segundos antes de envolverse en las sábanas y cerrar los ojos. Él se viste en silencio, lo más rápido que puede y cuando se acerca al velador para tomar su celular y recoger su chaqueta, siente la mano de ella aferrando su muñeca mientras se sienta a medias y lo obliga a inclinarse para darle un beso.

—Te quiero, ¿sabes? —sonríe ella, lo besa otra vez más levemente.

(Aimée nunca le dice que lo quiere, nunca dice siquiera que le gusta, aunque la atracción entre ambos es plenamente obvia como para que él se sienta un poco posesivo cuando ve a alguien pasarle el brazo por los hombros, aún si ése fuese uno de sus amigos...)

—Yo también —le responde él, sonriéndole, porque ella le gusta, le gusta de veras.

(...pero un día; un día en que vuelven de una misión que los deja a todos particularmente conmovidos además de heridos, Aimée lo toma de la mano y lo lleva a su habitación, entonces lo abraza, lo besa y le dice 'no hagas eso de nuevo, ¿de acuerdo?' y porque él la entiende y sabe a qué viene todo esto, le sonríe, le dice que lo intentará y tampoco le dice que la quiere.)

Ella suelta su mano y Leonardo recoge su chaqueta, enciende el celular antes de guardarlo en el bolsillo y se da vuelta para irse.

—Oye, Lío —le escucha hablar otra vez y él se da vuelta a verla. —¿Te acuerdas de mañana...?

—Sí, sí, la cena con tu madre. A las ocho estaré aquí, descuida —le dice él y le sonríe. —Descansa, Valentina.

Cierra la puerta de su habitación al salir y deja el departamento con llave, evitando correr hacia el auto estacionado al otro lado de la calle.

(Aimée siempre le discute el conocer a su familia, le pone nerviosa y la saca de quicio el que él quiera conocer a los Reed-Langley, a pesar del desastre de la primera cena que tienen con ellos por accidente. Pero al final, se los presenta y se sonroja cuando entra a su casa/Mansión, pero luego se pone de pie durante la cena y lo defiende cuando su padre intenta disminuirlo y no es que él no hubiera podido defenderse sólo, pero que ella defienda la relación que tienen en frente de sus padres era más importante que lo que su padre estuviera diciendo.)

Antes de subirse, inhala y exhala, una y otra vez, cuenta hasta diez. Se tironea el pelo sobre la frente y frunce el ceño, se frota el rostro intentando no dejarse llevar por lo que siente.

Para Aimée nunca fue Lío. Siempre había sido Leonardo, incluso cuando intentó decirle que su nombre completo era muy formal, nunca le dijo Lío.

(¿Leo...?)

Leonardo maldice el viento frío de la madrugada, apoya los codos sobre el techo del auto y el rostro sobre las manos.

1 comentario:

  1. es que no puedes.... De verdad se nota que te estas esmerando, o que onda? qué cosas te han estado pasando en la U o en la vida que no me has contado? de verdad muy muy bueno, me gustó.

    Aunque aun no entiendo porqué mi link te direcciona al tuyo xD

    ResponderEliminar